En Alabama, 99 años de cárcel por abortar, aun por violación

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ayer, luego de que el pasado martes los senadores de Alabama votaron a favor de prohibir el aborto en casi todas sus etapas y para casi todas las circunstancias, el gobierno de ese estado firmó la promulgación que convierte a la entidad en la séptima en aprobar restricciones a la interrupción del embarazo y la primera en hacerlo de manera dura, lo que le pone en un posible desafío del derecho constitucional en Estados Unidos.

El proyecto de ley constituye la primera prohibición total del aborto; otras medidas en el país limitaron el procedimiento a principios del embarazo.

El proyecto aprobado deja el aborto en una política de mínimos absolutos: prohíbe la interrupción del embarazo en cualquier etapa de la gestación, incluso en los casos de incesto o violación, y criminaliza con hasta 99 años de prisión al médico o persona que lo practique, misma pena que tiene el delito deviolación. Sólo deja abierta la puerta a interrumpir el embarazo en caso que peligre la vida.

Los congresos de Georgia, Kentucky, Misisipi y Ohio no llegaron a las prohibiciones absolutas, sino que aprobaron las llamadas pruebas de latidos cardíacos con las que se prohíben los abortos después de las seis semanas de embarazo, cuando los médicos generalmente pueden comenzar a detectar la operación del corazón fetal. Utah y Arkansas votaron para limitar el procedimiento a la mitad del segundo trimestre.“Acaban de violar al propio estado de Alabama. Le están diciendo a mi hija que ella no importa. Le están diciendo que está bien que la violen y que tendrá que tener un hijo si queda embarazada”: Bobby Singleton, Líder de la minoría demócrata en el Senado.

La mayoría de los otros estados sigue el estándar de la decisión de la Corte Suprema en 1973, que dice que el aborto es legal hasta que el feto alcanza la viabilidad, entre las 24 y 28 semanas.

Las últimas prohibiciones legales en estados de la Unión aún no están vigentes (en Kentucky fue bloqueada por un juez), y se espera que todas enfrenten largas batallas judiciales, de hecho, sus defensores esperan que lleguen a la Suprema Corte de Estados Unidos.

En los últimos años, los legisladores republicanos impulsaron con éxito los proyectos de ley para restringir el aborto, por ejemplo, mediante el mandato de periodos de espera para los pacientes. Muchos estados limitaron el procedimiento a 22 semanas, pero hasta este año, las prohibiciones de seis semanas se consideraron demasiado extremas; dos de los que pasaron, en Iowa y Dakota del Norte, fueron posteriormente derribados en la Corte.

Defensores de los derechos de aborto argumentan que limitar el procedimiento a las seis semanas de embarazo es una prohibición total, ya que la mayoría de las personas no se dan cuenta de que están embarazadas, hasta más tarde.

“Si yo fuera ellas (una mujer con planes de abortar), me iría de Alabama. ¿Quién va a querer quedarse en un estado que le trata así?”: Vivian Figures, Senadora demócrata.

Dos estados que anteriormente aprobaron las prohibiciones completas del aborto vieron bloqueadas esas medidas: un proyecto de ley de 2006 en Dakota del Sur fue derogado en un referéndum, y el gobernador vetó un proyecto de ley de Oklahoma de 2016.

Pero 2019 es diferente, dijeron defensores de ambos lados. Los opositores al aborto vieron el nombramiento del juez del presidente Donald Trump, Brett Kavanaugh, el año pasado, como una inclinación a su favor, y los legisladores estatales se sintieron motivados, en este contexto, para aprobar una legislación más agresiva contra el aborto. “También da un golpe a los legisladores progresistas, como los de Nueva York, quienes aprueban leyes que protegen los derechos de aborto”, dijo a The New York Times Elizabeth Nash, analista de políticas estatales en el Instituto Guttmacher. En enero, NY promulgó que el aborto es una garantía fundamental.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.