El abogado del mafioso Gotti se suma a la defensa de El Chapo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“Bienvenido a bordo”. Así daba el juez Brian Cogan su bendición a la decisión de Joaquín El Chapo Guzmán de sumar a su equipo de defensa al afamado abogado neoyorquino Jeffrey Lichtman. Es el mismo que consiguió que se declarara juicio nulo contra el temido John A. Gotti, hijo del líder del clan mafioso de los Gambino. Pero antes de dar su aprobado, el magistrado mostró algunas reservas y quiso asegurarse de que el acusado estaba al corriente de varios conflictos de interés.

La fiscalía de Brooklyn, donde el próximo 5 de noviembre arranca el juicio, llamó la atención a Cogan sobre varios puntos problemáticos en el expediente del abogado. “Nunca había visto tantos”, señaló el juez durante la vista celebrada este jueves, que duró más de media hora. Se refería al hecho de que Lichtman representó o tuvo contacto con cuatro testigos que la acusación tiene intención de utilizar durante el proceso, con los que Guzmán negoció envíos de droga a Estados Unidos.

Jeffrey Lichtman, que apoyará así a Eduardo Balarezo, se comprometió a no facilitar al resto de los miembros del equipo de la defensa ningún tipo de información que pueda ser utilizada para favorecer a Joaquín Guzmán. Tampoco podrá participar en el interrogatorio ante el jurado si los cuatro individuos, de los que se desconoce su identidad, llegan a testificar.

El juez quiso estar seguro de que El Chapo entendía a lo que se expone con esta situación y que el cuádruple conflicto de interés puede limitar su defensa durante el juicio. Joaquín Guzmán, que se mostró más lúcido que en otras vistas, dijo estar al corriente, que lo entendía y explicó que hace más de un año pidió a Lichtman que le representara. “Ahora se dan las condiciones”, añadió.

El abogado restó importancia a la situación, diciendo que habrá múltiples testigos a los que podrá cuestionar. “Lo manejaremos”, añadió, “es algo que pasa en casos de este tipo”. También considera que no debe ser una sorpresa que a lo largo de su carrera profesional haya tenido clientes relacionados con las acusaciones que se presentan contra Guzmán. “Él lo esperaba también”, señaló.

La fecha para el arranque del juicio se mantiene, pese a que Lichtman solicitó un nuevo aplazamiento de dos meses para ponerse al día. Cogan le respondió con un no rotundo, afirmando que no era su problema que hubiera decidido sumarse ahora al equipo de la defensa. También se alega que la acusación no está entregando toda la información que se le requiere sobre los testigos y las víctimas para poder investigar.

Guzmán está acusado de 17 delitos penales como líder de una trama dedicada al tráfico de drogas y el blanqueo de dinero. Se le reclaman también 14.000 millones de dólares. Lichtman insiste en que durante el juicio va a tratar de desmontar el “mito” que existe en torno a su cliente, “para separar lo real de la ficción”. La estrategia de la defensa trata así de demostrar que era un lugarteniente que recibía órdenes de mandos superiores.

“Hay mucha literatura escrita”, reiteró Jeffrey Lichtman, “tiene el derecho a defenderse”. Los dos abogados aseguran que, pese a estas dificultades, llegarán al juicio preparados. El equipo que representa a Joaquín Guzmán lo integran también William Purpuera y Marc Fernich. El juez dijo durante la vista no entender que valor adicional puede aportar el nuevo abogado por las limitaciones a la defensa derivadas de los conflictos de interés.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.